viernes, 8 de junio de 2007

¡Se ha tragado el dinero!

Esta frase que tanto decimos cuando (más veces de las esperadas) una máquina expendedora se queda con nuestro dinero sin nada a cambio, cobra más sentido con la máquina traga-monedas, "Face bank" que, como dicen sus vendedores ¡está casi viva!


¿Verdad que uno está esperando que al final de la operación haga "¡burp!"

Lo vimos en No puedo creer...

No hay comentarios: