martes, 10 de febrero de 2009

Descorazonador


Un descorazonador es un utensilio de cocina que sirve para extraer con facilidad el corazón de algunas frutas.

Pero estaremos de acuerdo en que, como su nombre indica, su uso podría producirnos un profundo desánimo.

¿Se te ocurren otras herramientas u objetos cuyo uso pueda dejar también secuelas psicológicas?

8 comentarios:

Tito Eliatron dijo...

hombre.. el MATASUGRAS puede provocar profunda desazón a la suegra y a la mujer, pero tremenda alegría al marido, no sé si colocarla aquí.

Jeremías Ortiz de Gamurva dijo...

Cuando me llevaban al médico de pequeño, me sentía fatal tiempo antes de que utilizara el depresor: Instrumento, como el que se aplica a la base de la lengua para dejar libre la cavidad faríngea, usado para deprimir

Rubén dijo...

Un abrenueces puede causar un gran dolor de cuello...

y si te la pones precisamente ahí, en el cuello, una minicadena puede dejarte sin voz

Juan Luis dijo...

Muy originales ejemplos, sin duda.

UNA CERVEZA dijo...

Yo solo espero que los mosquitos no sepan usar nunca una PICADORA. Si ya son molestos individualmente, ¿os imaginais usando una máquina de picar? Secuelas psicológicas no sé si dejarían pero físicas...

Anónimo dijo...

Yo incluiría "carraca" por su odiosa cacofonía. Por otra parte, cuando oigo decir "sacabocados" me acongojo al instante.

aprush dijo...

En las torturas del medievo tenemos herramientas interesantes que acongojan con el mero hecho de pronunciarlas, como son: el aplastacabezas, las garras de gato, la cuna de judas...y, como chiste asturiano (donde resido), el garrote, porque..."gárrote y mátote".

Un saludo.

Pedro dijo...

XD me parecen graciosos esos instrumentos, nada mas ironico que el descorazonador o si ?